Un encuentro inolvidable

Gracias a nuestro trabajo como biólogos en PicoSport, durante estos días nos hemos embarcado con dos fotógrafos subacuáticos alemanes profesionales: Reinhard Mink y Kai Matthes. Hemos salido al mar cada día que el tiempo nos lo ha permitido para poder fotografiar cualquier tipo de ballena que encontrásemos, y hasta ahora, entre muchas cosas, lo más destacable ha sido un inolvidable encuentro  con un rorcual boreal (Balaenoptera borealis).

_MG_0513

Y remarcamos lo de inolvidable porque durante las 6 horas que estuvimos con el animal, éste mostró un interés nada habitual por el barco, con lo que pudimos observarlo desde todos los ángulos y posiciones. Durante todo este tiempo, la ballena se sentía más y más interesada en nosotros, hasta el punto de aparecer a poco más de 1 metro del barco. Además, aceleraba, frenaba, pasaba por debajo del barco, se daba la vuelta… y hasta parecía que disfrutara con nuestra presencia.

_MG_0542

En las ballenas (cetáceos que en lugar de dientes presentan barbas filamentosas con las que capturan el alimento por filtración), las hembras son siempre mayores que los machos. Así, las hembras de esta especie pueden llegar a medir 18 metros, mientras que los machos cerca de los 15, siendo así la tercera ballena más grande que existe. Este animal  parecía medir algo más de 10 metros.

Está considerado como el rorcual más rápido que existe, alcanzando velocidades de hasta 50 km/h. Se alimenta principalmente de zooplancton, en especial de pequeños copépodos y krill, que filtra mediante sus finas barbas.

_MG_0528

Es fácil confundirlas con otras ballenas similares, como el rorcual común (Balaenoptera physalus) o el rorcual de Bryde (Balaenoptera edeni). Aun así, atendiendo a su tamaño, a su comportamiento y otros aspectos como la alta y puntiaguda aleta dorsal, se puede identificar. Cabe decir, que la mayoría de rorcuales son muy parecidos entre ellos, y que para distinguirlos no sólo hay que fijarse en una característica, si no en todas en conjunto.

_MG_0503Normalmente se aparean en invierno, gestando una sola cría durante poco menos de un año. El recién nacido mide unos 4’5 metros y estará lactando por un periodo de 7 meses aproximadamente. Se cree que pueden vivir hasta los 65 años.

El nombre de boreal (o norteño) se debe a que normalmente se encuentra en latitudes altas, aunque realmente se encuentran en aguas profundas de todo el mundo excepto en zonas polares y tropicales. Como los demás rorcuales, aparecen en aguas azorianas desde finales de enero hasta finales de mayo aproximadamente, que es cuando migrarán a aguas frías o subpolares en grupos pequeños o incluso individualmente.

_MG_0546

Esta ballena fue abundantemente cazada durante el siglo XX en aguas de todo el mundo, por lo que su población se estima que se redujo hasta un 80%. A día de hoy, como otras especies, está protegida por la IWC (International Whale Comission), aunque todavía se considera en peligro («Endangered») debido principalmente a la contaminación química y acústica de los océanos y a las capturas accidentales por partes de los barcos pesqueros. Su caza está prohibida, aunque países como Islandia o Japón continúan capturando ejemplares al parecer para el beneficio de la ciencia…

Así que parece que fuimos afortunados por haber podido avistar uno de los últimos rorcuales boreales de la temporada, y además de esta inolvidable forma. Desde aquí queremos dar las gracias por ese maravilloso día al skipper Emanuel y a los fotógrafos Reini y Kai.

_MG_0455

IMG_5884IMG_8408Los dos fotógrafos consiguieron unas fotografías subacuáticas impresionantes, que serán probablemente  publicadas en alguna revista de renombre, puesto que existen muy pocas buenas fotografías de rorcual norteño debajo del agua.

Acabamos la entrada con una frase que dijo Kai en un momento de clímax: «Nature is beautiful!».

Un gigante de los mares

Os presentamos al mayor animal que nunca ha existido. Incluso mayor que el más grande de los dinosaurios. Las hembras pueden llegar a medir más de 30 metros y pesar casi 200 toneladas. Todo un gigante marino, que a menudo, entre los meses de enero y junio se deja ver alrededor de las Azores. Hablamos de la gran ballena azul (Balaenoptera musculus spp musculus).

_MG_0400Durante los meses de abril y mayo, hemos tenido la suerte de poder contemplar en más de 15 ocasiones a este rorcual. En general, las primeras ballenas de barbas (F. Mysticeti, que incluye a todos los rorcuales) llegan a las Azores en pleno invierno, a finales de enero o principios de febrero. Teóricamente permanecen alrededor del archipiélago durante unos meses, descansando, alimentándose y repostando energías para la gran travesía hacia el otro lado del Atlántico norte. La mayor parte abandonarán aguas azorianas a finales de mayo o principios de junio, para dirigirse entonces a las aguas más frías de las costas atlánticas de Norte-América y del Ártico. Por tanto, parece que la temporada de ballenas de barbas ya acabó por este año, aunque nunca se sabe,  puede que todavía encontremos alguna más.

_MG_0381A pesar de su gran tamaño, y del mismo modo que el resto de misticetos, la ballena azul se alimenta principalmente de plancton (generalmente krill y pequeños copépodos). Su modo de alimentación consiste en nadar pasivamente con la boca abierta para luego cerrarla y expulsar el agua con la ayuda de la lengua, quedando el plancton retenido en sus barbas. No deja de sorprender como estos animales, los mayores del planeta, se alimentan de animales tan pequeños. Para ello, tienen que engullir grandes cantidades diarias… ¡una ballena azul ingiere unos 3600 kilogramos de krill por día!

Como le corresponde al mayor animal del planeta, muchos de sus órganos son los mayores del reino animal. Así, su lengua puede pesar casi 3 toneladas, y su boca puede almacenar hasta 90 toneladas de agua; su corazón es el más grande y el más pesado de entre todos los animales, pudiendo alcanzar los 600 kilogramos; el diámetro de su arteria aorta torácica es de unos 23 cm de ancho; y su pene puede llegar a medir hasta 3 metros, con una eyaculación de hasta casi 20 litros de esperma… En el otro extremo se encuentra su cerebro, que pese a pesar unos 6 kilogramos, corresponde sólo a un 0’007% del total de su cuerpo… en fin, ¡datos que sólo hacen que ensalzar su tamaño!

_MG_0394La época reproductiva coincide con su estancia en las Azores, por lo que a menudo es fácil ver a grandes madres con sus crías. Después de un periodo de gestación de poco menos de un año, los recién nacidos miden alrededor de 7 metros y pueden pesar hasta 3 toneladas (mucho mayores y más pesados que muchos adultos de otras especies animales). Estas crías estarán lactando unos 380 litros de leche al día durante unos 7 meses, aumentando su peso a un ritmo de unos 90 kilogramos por día… ¡casi 4 kilogramos por hora!

A pesar de que la mayoría de rorcuales son muy parecidos los unos con los otros, distinguir a la ballena de azul no es difícil. Para ello no hay que fijarse sólo en una característica concreta, si no en todas en general. El color gris azulado de su piel, al cual hace referencia su nombre, hace que vista desde fuera del agua parece todavía de un color más azul.

P1030515Además, pese a su enorme tamaño, la aleta dorsal parece desproporcionadamente pequeña, normalmente de unos 20-40 centímetros de alto.  Existe una regla general respecto al tamaño del rorcual y a la altura de la aleta dorsal: cuanto mayor es el animal más alta es la aleta dorsal y más desplazada se encuentra hacia la parte posterior del cuerpo.

azul1Su soplo es muy característico, siendo el más alto de entre todas las ballenas, alcanzando los 9-12 metros de alto, hecho que lo hace inconfundible.

P1030518

Este rorcual ha sido ampliamente cazado por los barcos balleneros, llevándolo casi a su total extinción. Actualmente, desde la prohibición de la caza de ballenas, es difícil establecer si la población se ha estabilizado o si está aumentando. Se han llevado a cabo numerosos estudios para estimar las poblaciones de ballena azul mundial, pero la mayoría han fracasado. Lo que sí que es cierto, es que al tener sólo una cría por parto, cabe esperar que las poblaciones de cetáceos se recuperen muy lentamente. Por ello, se considera que la ballena azul se encuentra todavía amenazada («Endangered» según las categorías de conservación establecidas por la UICN), principalmente debido a la contaminación marina (especialmente PCB’s que se transmiten de generación en generación a través de la leche materna), a las capturas accidentales por los barcos pesqueros y al aumento del ruido producido por los sónares.

Esperemos que con el esfuerzo de todos, poco a poco esta especie se vaya recuperando y podamos difrutar de ella por mucho tiempo.

P1030591

Cuando los ángeles lloran…

Recordamos esta canción de Maná, dedicada al activista de la Amazonia Chico Mendes, cuando leímos la noticia de que unos furtivos habían matado a un voluntario que dedicaba su vida a proteger la tortuga laúd (Dermochelys coriacea) en una playa de Costa Rica.

Desgraciadamente, una vez más, la historia se repite…

_MG_2542

Desde aquí queremos hacer un pequeño homenaje a Jairo, un tico de 26 años que vivió y murió por proteger a la mayor tortuga marina que surca los mares.

Actualmente, la tortuga laúd se encuentra en peligro crítico debido a la contaminación marina, la destrucción de las playas donde anidan y la depredación sobre sus huevos por una avariciosa especie llamada Homo sapiens sapiens.

IMG_0129

Los huevos de tortuga son muy demandados por las supuestas propiedades afrodisíacas que poseen (no se consuela el que no quiere), generando así un mercado negro que está esquilmando las poblaciones de tortugas marinas de las playas de todo el mundo.

Es cierto que hay poblaciones locales en las que los huevos forman parte de la gastronomía tradicional. Por ello, el gobierno de Costa Rica permite que cuando se producen las “arribadas” (anidamiento masivo y simultáneo de tortugas), cada familia pueda recolectar cierto número de huevos, un modelo de sostenibilidad que nos parece justo pero que no tiene nada que ver con la devastación que están provocando los furtivos.

Por suerte, existen personas como Jairo que se dedican a patrullar las playas en una carrera contra reloj para encontrar los huevos antes que los furtivos, recolocándolos en sitios seguros donde puedan eclosionar sin peligro y llegar por fin al mar.

Ojalá su muerte no haya sido en vano y sirva para recordar que, detrás de esos parques nacionales rebosantes de biodiversidad, se encuentran miles de voluntarios ofreciendo su entusiasmo por proteger lo que es de todos. Y es completamente impensable que tengan que pagar con su vida por ello…

El 1 de Junio se perdió una batalla, pero esperemos que no se pierda la guerra, de lo contrario, el mundo que nos tocará vivir será muy triste.

IMG_1658

Si queréis saber más sobre esta noticia aquí os dejamos los links:

http://sociedad.elpais.com/sociedad/2013/06/02/actualidad/1370204905_478370.html

http://sociedad.elpais.com/sociedad/2013/06/01/actualidad/1370118040_830192.html