Aguas de color turquesa

Después de 3 horas en bote, llegamos a la provincia de Limón, desde donde nos dirigimos al pequeño pueblo de Cahuita. Este pueblo costero da nombre al Parque Nacional Cahuita, justo al lado. Es considerado una de las áreas de mayor belleza escénica del país por sus playas de arena blanca, su gran número de cocoteros, su mar de color azul turquesa y su arrecife de coral. Este parque, a diferencia de la mayoría de parques del resto del país era gratuito.

_MG_2668El parque fue creado para proteger la flora, la fauna y especialmente los arrecifes de coral que en él se encuentran.  De hecho, la mayor atracción de este parque es su diversa fauna marina. ¡Conocimos un grupo de turistas que buceando habían visto tiburones! Nosotros nos limitamos a pasear por el bosque, pero nos quedamos con ganas de hacer algo de snorkeling.

Lo único que hicimos en esta breve parada fue pasear por el parque y bañarnos en sus playas. ¡Mejor plan, imposible!

_MG_2641 _MG_2667A parte de las playas con agua cristalina, nos encontramos con un mono capuchino de cara blanca (Cebus capucinus). Éste no parecía tan simpático como Tarzán (el mono capuchino “amigo” nuestro del centro de recuperación)… principalmente porque era un animal salvaje. Así que por si acaso mantuvimos la distancia…

_MG_2650 _MG_2661_MG_2651

Anuncios